Enséñanos a Orar

Esta es la primera serie que dedicaremos al Padrenuestro. La oración del Señor es tan importante que le dedicaremos ocho series más: una para la invocación y siete para las peticiones.

Los discípulos se dieron cuenta de la relación que existía entre la plegaria de Jesús y su poder y le pidieron que les enseñara a orar. El Padrenuestro es la oración que Jesús nos dio para llegar a Dios Padre con la ayuda del Espíritu Santo.

El evangelista Mateo incluyó antes del Padrenuestro una catequesis breve sobre la Oración; usaremos estos textos para empezar las plegarias sobre el Padrenuestro.

Os animamos a que invitéis a vuestros familiares y amigos a unirse a La Oración Diaria de la Biblia de los Niños con las series del Padrenuestro.

  1. Estaba Jesús una vez orando en cierto lugar. Cuando terminó, uno de sus discípulos le rogó:
    –Señor, enséñanos a orar.
    Lucas 11,1
    Ver que Jesús oraba, ¿te despierta a ti también el deseo de aprender a orar?
  2. Cuando oréis, no seáis como los hipócritas, a quienes les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que la gente los vea.
    Mateo 6,5
    Cuando oras, ¿haces teatrillo o la conversación con el Señor te sale del fondo del corazón?
  3. Pero tú, cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora en secreto a tu Padre.
    Mateo 6,6
    ¿Cómo quiere el Señor que nos encontremos con Él para orar?
  4. Al orar no repitas palabras inútilmente, como hacen los paganos, que se imaginan que por su mucha palabrería Dios les hará más caso.
    Mateo 6,7
    Cuando rezas el Padrenuestro, ¿lo repites mecánicamente o lo haces de todo corazón, con toda el alma y con todo el pensamiento?
  5. Vuestro Padre sabe lo que necesitáis aun antes de habérselo pedido.
    Mateo 6,8
    ¿Cómo oras tú: con largos discursos o con las palabras justas?
  6. El Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad. Porque no sabemos orar como es debido, pero el Espíritu mismo ruega a Dios por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con palabras.
    Romanos 8,26
    ¿Quién te ayuda a entender y a orar con las palabras de Jesús?
  7. Vosotros debéis orar así.
    Mateo 6,9
    ¿Por qué nos enseñó Jesús diciendo: “debéis orar así”, en lugar de “repetid esto”?